spanish english

WhatsappContacta por whatsapp

Telefono647 891 415

YoutubeGoogle+Facebook

Hatha Yoga: La unión hacía la liberación

¿Qué es Hatha Yoga?
Es una pregunta que recibo mucho. Defino Hatha Yoga como una práctica con la que a través de Asana (posturas físicas), Pranayama (prácticas de respiración) y la observación de ellas (meditación), el practicante gana el equilibrio y control sobre su cuerpo físico y sistema nervioso. En otras palabras, es una manera de equilibrar y unir mente y cuerpo. Con esa unión conseguimos la felicidad de la liberación.

Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - Goodyoga

Enseño y practico Hatha Yoga. Good Yoga es simplemente una marca hecha para diferenciar lo que yo hago y ofrezco de otros estilos de Hatha Yoga- hay muuuuchos. Siempre intento hacer cada asana accesible según la tradición de Patanjali, independientemente del nivel, edad o experiencia de mis alumnos. Patanjali Good Yoga Hatha quizás sería una descripción mejor. Si no fuera tan larga, tal vez lo cambiaría. De todos modos, espero que la explicación siguiente de Hatha y Yoga pueda clarificar las preguntas que he recibido sobre el tema.
Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - GoodyogaHatha Yoga literalmente significa “Sol y Luna”. Yoga significa la unión entre los dos. Através de esa unión nos volvemos libres. Traducido directamente de sánscrito a español, las palabras Hatha Yoga no tienen mucho sentido. Sin embargo, cuando uno empieza a reflexionar sobre lo que representan el Sol y la Luna en la mitología hindú (y en muchas otras), la combinación de los dos opuestos en una palabra tiene mucho significado y sabiduría.

En la mitología del mundo puede decir que tradicionalmente el símbolo del sol está relacionado con la energía masculina y la luna con la femenina. Las dos energías existen conjuntamente para crear y mantener un equilibrio delicado de vida en nuestra Tierra. Es fácil observar que sin el sol todos moriríamos por el frio y la falta de nutrición que dan sus rayos. Lo que no vemos es que, si no existiera la luna, la vida tal y como la conocemos no existiría tampoco. Si no fuera por las mareas que produce la luna con su atracción gravitatoria, no estaríamos aquí.

La vida Primordial empezó en las pequeñas piscinas de la marea que viene y se va con la luna. Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - GoodyogaSin la luna, las piscinas de la marea, que son como las placas de Petri de la creación, no existirían. No creo que sea pura casualidad que haya muchos mitos de la creación que empiezan con una diosa o dios saliendo del agua. De hecho, la historia del génesis en la biblia dice que la tierra salió del mar, no al revés.

Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - Goodyoga
Además, sin la luna, la órbita de nuestro planeta sería completamente diferente. Sin la luna, habría un caos total en los patrones de las estaciones de las que dependemos para hacer crecer las cosechas y ganadería. La pérdida de la masa de la luna y su atracción gravitatoria pondrían fin a las mareas. Eso afectaría a la vida marina que depende de ellas.

.Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - Goodyoga

Es lógico decir que, como consecuencia, la mayoría de la vida en la Tierra moriría porque los mares no tendrían el movimiento necesario para mover los nutrientes que existen en sus aguas por todas las partes del mundo. Nuestro eco-sistema, como nuestro sistema mente-cuerpo, está muy integrado y todo está conectado. Si una parte no está cumpliendo su función, todo el organismo, el sistema, va a sufrir.

 

.

La conexión entre el sol, la luna y el cuerpo humano

Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - Goodyoga
Hombres y mujeres somos diferentes biológicamente. Las mujeres tienen una vagina y los hombres tienen un pene, obviamente. En sánscrito, se usa la palabra Yoni (“origen de creación”) y Shishna respectivamente. Fijándonos solo en lo físico, podemos decir que los órganos sexuales de la mujer existen dentro del cuerpo y los del hombre, afuera. El acto sexual del hombre es externo y el de la mujer, interno. Además, aunque hombres y mujeres tenemos un ciclo hormonal, el ciclo de la menstruación de la mujer sigue 28 días, el ritmo de la luna. De hecho, la raíz de la palabra menstruación viene del griego mene, que significa luna. Mi opinión es que, debido a la biología, las cosas que podemos ver y sentir claramente, como la luz y calor del sol, son asociadas con la energía masculina, mientras que las cosas que son menos visibles, como la atracción de la gravedad de la luna, son asociadas con la femenina. Esto no significa que uno sea más o menos importante o más o menos poderoso que el otro –como ya he explicado, sin la luna o sin el sol no tendríamos las condiciones necesarias para nutrir y cultivar la vida en nuestra Tierra.
Ese equilibrio entre lo masculino y lo femenino es necesario también para mantener en buen estado nuestro sistema mente – cuerpo. En el Yoga este equilibrio se refleja en todos los lados y en el cuerpo específicamente en la representación de los canales (nadis) de energía (prana), la ida (la luna/fuerza mental/yin/femenino/interno/cold/) y píngala (el sol/fuerza vital/yang/masculino/externo/heat). Estos canales de energía completaría y opuestas sitúan/se desarrollan alrededor del canal central de energía, que se llama la shushumna. Empiezan desde el sacro y suben, siguiendo el movimiento de una espiral, hasta el último chakra por encima de la cabeza. Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - GoodyogaUna práctica constante de asana (posturas), pranayama (respiración) y meditación (observación) ofrece un modo de desarrollo y mantiene un fluir equilibrado entre estas dos energías. Una falta de equilibrio o bloqueos en estos canales es lo que puede causar dolor a un nivel físico y psicológico.

Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - Goodyoga
Por ejemplo, la fuerza física es importante. La fuerza física, o la fuerza vital, sería una característica tradicionalmente asociada con lo masculino. Sin embargo, demasiada fuerza sin flexibilidad, por ejemplo, en los músculos posteriores del muslo ( los isquiotibiales) puede tirar de la pelvis hacia delante y causar dolor en los lumbres. Asimismo, un desequilibrio entre fuerza y flexibilidad en la zona superior del cuerpo puede causar mucha tensión en los hombros y problemas en las cervicales. Por otro lado, demasiada flexibilidad (una característica tradicionalmente femenina), sin fuerza puede causar un gran problema de sobre-extensión en las articulaciones y una falta de densidad ósea.
El cuerpo humano funciona en modo óptimo cuando somos fuertes y flexibles y tenemos la habilidad de movernos con fuerza y agilidad. Ese principio de equilibrio entre las dos energías opuestas en el cuerpo es igual cuando hablamos de la mente.

Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - Goodyoga
La conexión entre el sol y la luna en la mente humana

Tradicionalmente uno puede decir que la energía masculina está asociada con palabras como agresión, extroversión, la lógico, el control y la ambición. Por otro lado, la energía femenina está asociada con palabras como sumisión, introversión, la emoción, el caos y la empatía. La filosofía del Yoga nos enseña que cada uno tenemos la responsabilidad de desarrollar las dos energías que existen en nosotros, independientemente de nuestro género o biología. Una falta de equilibrio entre las energías masculina y femenina, puede resultar en problemas de enfados y maltratos o, bien en que seamos la victima de esos maltratos. Igualmente, una persona que pone demasiado énfasis en sus emociones y el caos de creatividad sin utilizar la lógico o la fuerza necesaria para afrontar desafíos en su vida vivirá una vida sin mucha dirección, con muchos sueños y pocos resultados. Por otro lado, una persona que lo hace todo desde una perspectiva lógica, con mucha ambición, sin empatía, sin pensar en la experiencia y sufrimiento de otros, puede estar etiquetada como un psicópata. Y ese tipo de energía hiper-masculina no solo representa un riesgo para otros sino que también quita la gran oportunidad y gozo de conectar con otros seres humanos a un nivel profundo y psico-emocional.

Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - Goodyoga

Una mente equilibrada: Emoción y Lógica

Somos una máquina biológica de mente y cuerpo, de pensamientos y emociones. La emoción empieza primero en el cuerpo y luego es interpretada por la mente. Por ejemplo, el famoso ejemplo de la serpiente y el palo. Si vas caminando por el bosque y ves un palo parecido a un serpiente, la primera reacción corporal es que surge mucha adrenalina y ésta crea un movimiento de la sangre que va a de nuestro tronco a las piernas y brazos, una activación del cerebro en la parte posterior, en el bulbo raquídeo, y una desactivación en el centro lógico, el cerebro pre-frontal. Si nos quedamos así en este modo sin utilizar la mente para re-interpretar la realidad, correríamos gritando y sudando por un palo. Por otro lado, si no tenemos las reacciones rápidas de nuestro instinto, correríamos el riesgo de ser atacados por una serpiente o cualquier otra criatura.

Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - Goodyoga
Hay que saber cuándo algo es un palo y cuándo algo es una serpiente. La respuesta provocada por el estrés, por el miedo, no es mala en sí misma. Como mencioné, esa respuesta por estrés que envía la sangre a nuestras piernas para correr, puede salvar nuestras vidas. Lo que nos causa daño es si la respuesta por estrés continúa y no para. De hecho, la mayoría de nuestras enfermedades tienen su base en esa respuesta crónica por estrés que expulsa constantemente niveles altos de cortisol y adrenalina. Eventualmente ese estado crónico de estrés resulta en un bajón del sistema inmunológico debido al movimiento de la sangre y oxígeno a nuestras extremidades en vez de a partes vitales como nuestro corazón, pulmones, sistema digestivo y cerebro.

Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - Goodyoga
¿Cómo podemos equilibrarnos y aprovecharnos del poder de la luna y el sol?

El estrés crónico y sus enfermedades asociadas son los resultados de una gran falta de auto-observación. Si tu jefe te grita, estás en un gran atasco de tráfico o tienes que sentarte al lado de alguien que no te cae bien, normalmente nuestro hábito es una respuesta de estrés en vez de una respuesta lógica que nos ayudaría mantener la calma. Una persona gritándote no va a matarte, mucho tráfico no va a matarte ni la persona al lado de ti, que quizás habla mucho, va a matarte tampoco. Muchas de nuestras respuestas de estrés tienen su base en nuestro condicionamiento del pasado. Puede ser que tuviéramos una experiencia traumática que nos hace reaccionar de una manera ilógica (enlace a trauma blog), o simplemente, puede ser que estemos reaccionando con un patrón que hemos aprendido, inconscientemente, de nuestros padres y cultura. Por eso, es importante mantener una postura durante un tiempo para que el alumno tenga la oportunidad de aprender como entrar en su cuerpo y observar y soltar las sensaciones que surgen.

Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - Goodyoga
Entrando y observando el cuerpo, donde esa información inconsciente está guardada, tenemos la habilidad de redirigir nuestra energía a las zonas vitales y utilizar la zona de nuestro cerebro lógico para buscar soluciones. Sin embargo, es importante decir que no se puede vivir solamente en nuestro cerebro. Hay un equilibrio. Cuando observamos el cuerpo sin la necesidad de juzgar o interpretar los millones de sensaciones que nos ocurren, cuando podemos observarlas sin buscar una meta, una respuesta o un fin ambicioso, empezamos a disfrutar más las cosas sencillas y placenteras como la comida, el movimiento de nuestros pies en La Tierra y la conexión física de un abrazo, una caricia, un beso o el acto de hacer el amor sin algún objetivo o motivo.

Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - Goodyoga
Hoy en día, este tipo de práctica de observación tiene la marca de Mindfulness. Yo diría que la práctica de mindfulness es una práctica de Yoga. La práctica de Yoga es la unión de mente y cuerpo, entre el masculino y femenino, entre el sol y la luna, la ida y la píngala, el yin y el yang. Entre el Ha y la Tha. Esa unión solo puede pasar con una práctica constante de observación de nuestras partes opuestas y complementarias: el cuerpo y la mente. En una práctica de Hatha Yoga quitamos bloqueos en el cuerpo y como consecuencia, en la mente también. La mente es una cosa invisible y puede ser difícil de observar y guiar; al contrario, el cuerpo es tangible y puede ser más accesible.

——————-
Por eso, a través de una práctica consciente y constante de Hatha Yoga tenemos un camino para llegar y disfrutar el equilibrio que es la unión entre mente y cuerpo, la unión entre el observador y la observada. En la observación de nuestros pensamientos y las sensaciones corporales no somos esclavos de nuestros instintos o pensamientos condicionados. Con las las practicas y técnicas de Hatha Yoga tenemos la oportunidad de ser libres y ser libre y vivir con gozo es el verdadero propósito de Yoga.

Hatha Yoga: La unión hacía la liberación - Goodyoga

OM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *